sábado, 3 de mayo de 2014

Mis Días Sin Ti


"Mis días sin ti son un derroche. Las horas no tienen principio ni fin".
- Moscas en La Casa, Shakira

Quisiera que no me importara. Quisiera ser yo la indiferente, la fuerte. Quisiera que al verte no me doliera, que no me desgarrara el alma.

Aún recuerdo tu partida, tu fría partida. Aún recuerdo tu mirada distante, tratando de evitarme, tratando de olvidar lo que pasó. Esa falsa sonrisa con la creías que podías engañarme, hacerme pensar que era un hasta luego y no un adiós.

Que difícil es tener que verte en todas partes, en cada paso que doy, en cada rumbo al que voy. ¿Serán mis pensamientos que atraen tu presencia? O será simplemente que estamos destinados a encontrarnos para recordar el momento del cual negaste haya sido amor.

Ya no puedo verte a los ojos. Siento que cada vez que me encuentro con los tuyos me robas un gramo de energía, de buenas vibras. No puedo verte, no quiero verte. Mis ojos se nublan por las lágrimas que están por venir y mi voz se traba entre el nudo que tengo en la garganta.

Escapar. Escapar para qué si siempre estarás aquí. En las mañanas cuando despierto y en las noches cuando duermo. Aún cuando no lo quiero, eres tu en quien pienso. Intento no pensar en ti, pero entonces me encuentro con una soledad sin sentido. 

Me gusta estar sola, pero no en soledad.

Te fuiste lejos de mí aún cuando estemos tan cerca el uno del otro. Te fuiste y no quiero verte. No quiero verte, pero si regresaras y tocaras a mi puerta, allí estaría yo esperándote con mi corazón en la mano, ignorando el sufrimiento del cual hoy tengo que vivir.

1 comentario:

Forgotten words dijo...

Y es que huir jamás será avanzar, sino más bien una mascara de humo en la que parecerá que lo harás, pero en la que realmente darás pasos atrás..
El corazón ahora seguramente duele, pero tienes que escucharle y ver si necesita tiempo, luchar por lo que queda o aceptar que por mucho que duela no hay nada que esperar...