domingo, 16 de marzo de 2014

Retórica



Pesa más la rabia que el cemento.
- No, Shakira.

Somos dos almas separadas, separadas por el miedo a amar, separadas por el miedo a sufrir. Hoy estas junto a mi, a mi lado. Me acaricias, juegas con mis manos me miras, me besas y luego te vas. 

Te vas y no regresas, te vuelves frío…distante, cuando yo empezaba acostumbrarme a ti. “No te acostumbres a mi”. Fueron tus palabras cuando mis ojos viste el amor.

Eres extraño. Yo me enojo, me entristezco, pero no te lo digo. Lo sabes y vuelves a tomarme de la mano. Me abrazas. Me miras como si me amaras. 

Amor no está en tu vocabulario. 

Yo vuelvo a perderme en ti, en el calor de tu cuerpo, de tu pecho, de tus pies. 

Aún cuando no estas mirándome, puedo sentirte, aún cuando estamos en silencio, puedo escucharte. Tu me escucharas? 

La música la dejamos correr, es lo único válido en esta habitación. Tu no mereces mis caricias, yo no merezco tu frialdad.

La llama, la armonía y la pasión que existía entre nosotros se va apagando con el tiempo. Yo vuelvo a sentirme fría, sola. 

Lo notas y regresas. 

Te pierdes en mi, regresas a mi. 

Dices no querer hacerme daño. 

El daño ya esta hecho. 

No quiero dejarte ir. Me mantienes a tu lado. Dormimos abrazados. 

Despiertas, yo me hago la dormida. Te separas de mi y te preparas para marcharte. 

Sigo haciéndome la dormida, no quiero ver como te marchas.

Me miras, me besas y luego te marchas.

Yo me quedo sola, desnuda y frágil. Aguanto las ganas de llorar y trato de conciliar el sueño para olvidar. 

Ahora se que no regresarás a mi. 

2 comentarios:

Hilly♥ dijo...

Que genial!!! Soy bohemia? creo que tengo mucho de ello, a que a partir de ahora me considerare una bohemia :D.
Que lindo blog. Me encantaría que nos siguiéramos.
Saludos.

Isabel Arce dijo...

Primero quería decir que me encanta tu blog. Y si soy bohemia, no sé, siempre me ha sido difícil clasificarme a mi misma. Pero sí, soy bastante soñadora, romántica e idealista :) Y me encanta pintar, sobre todo cuadros abstractos, que me permiten expresar bien mis sentimientos y lo que pasa en mi alma. Leo mucho, aunque más bien novelas que poesía. Y me encantan pequeños placeres que me trae la vida. De allí, parece que soy bohemia :)