jueves, 10 de noviembre de 2011

La Recta Final



Aún me parece increíble que estoy por llegar a la recta final de mi vida escolar. Simplemente los días fueron pasando y de pronto, estoy a tres semanas de terminar el colegio para siempre.
He intentado muchas veces evitar la melancolía, pero es difícil no estarlo. Sobre todo cuando en los últimos días solo hablamos de construir nuestros últimos momentos juntos, de vivir toda tu era escolar, de plantearnos que haremos con nuestras vidas y, por supuesto, de no perder el contacto.
Estoy llena de tantas emociones, los que muchos llaman el síndrome del “graduado”. Es una combinación de tener ansias de ir a la escuela para compartir cada día con tu promoción, pero también es el cansancio de hacer tareas cuando ya sabes que estás por graduarte y que nada de eso “importa”. No importa cuanto aliento nos den los profesores, ya el aula de clases la hemos convertido en una sala de cine, es decir, en lo que sea menos para dar la materia. Sin embargo, es notorio el odio que estamos creando por el simple hecho de que no queremos hacer nada y no hacemos nada.
Los cambios asustan y este es el cambio más grande que haré por el momento. Durante 14 años me he acostumbrado a caminar por los mismos pasillos, saludar a las mismas personas, convivir con mis grandes amigos. Y, a pesar de que me entusiasma el hecho de que me toca construir mi vida, siempre está el pensamiento de la duda. Y si me equivoco, y si no lo logro...
Las lágrimas corren por mis mejillas, pero no sé si estoy llorando por alegría o por tristeza. Ha sido fantástico para mi este año que he convivido con mi promoción, pero me duele saber que ya está llegando la hora de decir adiós.
Sin duda alguna, extrañare el timbre de la escuela, cantar el himno todos los lunes en el acto cívico, quejarme por las tareas que algunos profesores asignan, reírme de las peculiaridades de algunos profesores (Arquimedes por si alguno de mis compañeros lo lee), pero más que nada, extrañare a los 113 compañeros que de alguna u otra forma han marcado mi vida.
Promoción Legacy’11: A pesar de todas las diferencias que tuvimos durante tantos años, para mi siempre serán una familia; porque cuando más nos necesitábamos los unos a los otros, siempre estuvimos unidos.

I'll miss you guys!


4 comentarios:

Meri dijo...

mucha suerte para terminar el curso, aunque siempre tengamos ganas de acabarlo, también están las tristezas de lo que dejas atrás! que te vaya muy bien todo! gracias por tu comentario! un besazo de los fuertes

MIMÍ dijo...

Felicidades por la graduación! :)
Un gran gran beso
Mimi

Javier dijo...

has una buena party de despedida...
=D

Nel dijo...

felicidades!!!!!!