sábado, 5 de febrero de 2011

Mi Licuado de Frutas...

Hoy, después de tener un mes sin escribir nada de mi vida, he vuelto a mi espacio favorito para descargar todo lo que siento y lo que he sentido.

Taiwán, sigo aquí sin haberlo estado nunca. Esa parte de mi, esa parte vulnerable que siempre tiene miedo de desmoronarse, esa parte que quiere amar pero que huye del amor...Esa parte que se queda todo un día recostada en su cama perdiendo la cabeza...Ella se esfumó....Hasta ahora.
De pronto vuelvo a tener esos sueños que ilusionan cada parte de mi ser para luego despertar y hacerme pedazos, esos sueños que pienso algún día escribirlos, pero que cada vez que lo intento siento como mi cuerpo empieza a temblar por el dolor que siente mi alma.
Y es que lo veo a él, y lo encuentro sin poder encontrarlo, lo tengo sin tenerlo y vuelvo a caer en sus brazos sin haberlo hecho...
Es como querer contar una historia de ese ser ideal que deseas encontrar algún día y que está repartido en cada chico que conoces y te llega a gustar...me entiendo? Lo sé, it's hard to believe it.
Es como hacer un licuado con las mejores frutas de la temporada... el resultado: yo también quisiera saberlo.

Estoy escribiendo sin tema, sin sentido, solo del corazón y de la parte de mi cerebro que está loco, totalmente esquizofrénico, que desea escribir una historia entera en el que el protagonista tan solo sea él, ese él que aun no he conocido en mi...vida, pero que sigo esperando.
Y todas estas palabras se deben a una postal que se clavo en mis ojos, una hermosa postal que me pareció tan rara y adorable a la vez que decidí comprarla, pero ahora empiezo a verla y me digo a mi misma: He comprado una tarjeta que no tengo a quien regalar: Houston, tenemos un problema. O tal vez fue aquella película que me parecía grandiosa verla que de pronto me ha llevado nuevamente a mi propia perdición...Quien sabe, puede ser una combinación de ambas.
Solamente espero que cupido tenga un as bajo la manga para mi este 14 de febrero, o simplemente que me haga olvidar este mal momento que acabo de tener. 

Solo puedo decirles que sigo disfrutando de Taipei, ya que en unos 7 días me despediré de la isla Formosa para irme rumbo a Thailandia.
PS: En cuanto pueda paso por sus blogs y por si acaso no crean que tengo el mío abandonado...simplemente es que no me nacía.

11 comentarios:

Sentimientos! dijo...

Bienvvenidaaa""

Creeme que te extrañaba.
Leerte es un placer.
besoss

MBree dijo...

Me alegra tenerte de vuelta (:

Zaphirelitz dijo...

Concuerdo con los anteriores, es un placer que vuelvas a escribir y a compartirlo en tu blog ;D
Muchos besos.

Marie dijo...

Ahhh nina desearia tanto poder hacerme un licuado!!...pero no es posible, asi que al igual que tu sigo esperando...aunque a veces me da miedo que nunca llegue ese alguien especial que contenga todos los ingredientes que busco y me quede esperando y esperando...quedandome con sed al final.
Bueno aun somos jovenes no?...aun tengo esperanza de que aparecera...aunque dudo que para este san valentin...pfff nunca lo he celebrado que horror!!
Lo vuelvo a repetir...te envidio mujer!!rodeada alla de tanto chinito galan...ashhhh lo que daría yo!!!
Besos, no te pierdas!!

Trendy soul dijo...

pasate por mi blog tienes un premio:)
un besoo.
http://trendy-soul.blogspot.com/

Elisa dijo...

me ha molado mucho esto que tienes para que no te puedan copiar el texto!! como lo haces? estoy hartilla de que me cojan cosas! te sigo

Maria&Elia dijo...

Me encanta todo tu blog! es precioso!
pasate por el nuestro y si te gusta siguenos (te lo agradeceriamos muchisimo! ) :)
un besito enorme

Maria,
http://beauty-little-secrets.blogspot.com/

Mrs.Levy dijo...

Tienes un premio en mi blog: http://coffeecakeandkisses.blogspot.com/2011/02/premio-blog-con-estilo.html

Xana dijo...

si
buen viaje

Julia dijo...

AAAAAW Me encantaría estar en Taiwan :) Que te lo pases muy bien! aquí tienes otra seguidora . xx

deardrunkbear.blogspot.com

Anónimo dijo...

Bellísimas lineas escribiste, noto mucha inspiración de corazón.
Esos momentos en que la mente comienza a cuestionar al corazón... hace filosofar y nos quita la inspiración de seguir... como sea...

Saludos.