miércoles, 13 de enero de 2010

...Actitudes de Nuestro Ser!



Ayer, como cualquier otro día cotidiano en mi vida, hablaba con mis amigos cibernéticos para pasar un buen rato cuando de pronto recibo un mensaje de un posible tsunami en Haití... Me espanté y lo primero que hice fue prender la television y poner las noticias locales, hubo un sismo de 7 grados y gracias a Dios fue descartado el tsunami.

Fue un gran error haber puesto las noticias de localidad, y una gran impotencia para mí ya que en vez de hallarle una forma para ayudar a uno de los países más pobres de América se preocuparon más por ver si nos afectaría a nosotros o no y como era de notar, no lo iba ser; cambiaron la programacion y siguieron con la estupidez política de que si el Alcalde no cumplió y que se armó una discusion en el consejo.

Es increíble como un país puede ser tan hipócrita y egoísta, hipócrita porque los medios de comunicación reclaman día a día un cambio, pero como quieren que el país se desarrolle si ellos mismos no combaten sus propios errores. Fueron sólo 5 minutos de "última hora" imitando lo mismo que puso CNN pero sin menos importancia y egoísmo porque así mismo como lo vemos en la televisión así mismo nos comportamos. Hoy en la mañana mientras que yo dormía, mi mamá se preparaba para una larga jornada de trabajo, viendo las noticias se entera que nadie estaba haciendo un centro de acopio para esas personas que lo han perdido todo...¡NADIE!

Mi madre se lleno de impotencia y gritaba por toda la casa "claro como es un país lleno de negros, este país sigue siendo racista esto no puede ser..." no puedo decir que no estoy de acuerdo con ella, porque es la verdad pero hoy en día recuerdo lo que ocurrió hace mucho tiempo en Perú...paso exactamente lo mismo, nadie ayudaba; pero seguro si hubiese sido otra provincia del país, como Chiriquí que a diario ocurren desastres naturales, todos se reunen para ayudar a nuestros necesitados...¡Ignorancia extrema!

Como es de esperarse mi madre nos levanta (a mi hermano mayor y a mi) nos da una cierta cantidad de dinero para ir a comprar lo que fuera necesario para aquellas personas que hoy en día más que nunca...NECESITAN NUESTRA AYUDA. Cuando llegamos al centro de acopio, y como era de esperarse, no había nadie y estaba vacío, mi hermano también se enojo y no supimos que más hacer. Ambos tuvimos la misma idea y las ganas de ir Haití y ayudarlos nosotros mismos, cuantas ganas de ayudar, cuantas ganas de cambiar el pensamiento de país, pero no hay nadie que escuche a las pequeñas voces del mundo que desean un futuro mejor.

Hay otras temas que quisiera compartir con ustedes que me ocurrieron este fin de semana pasado, pero considero que es más importante este que me hizo sacar lágrimas de rabia, furia...impotencia.



7 comentarios:

Elio Milay dijo...

Aquí se nota la calidad humana de una persona. Cuando es capaz de priorizar y saber qué cosas son más importantes y qué otras no tanto. Si todos los seres humanos en este planeta se preocupasen por los demás de una forma sincera, sin tanto egoísmo, todo sería muchísimo mejor.

Felicidades por ser así.

Elio Milay dijo...

Una sugerencia. Para comodidad de los lectores de la página, le recomiendo que modifique un detalle.

Dentro de su blog, en "Configuración", vaya a la sección de "Comentarios" y en ella, donde pone "Ubicación del formulario de comentarios", elija la opción número dos: "Ventana emergente".

De esa forma los amigos que le escriben comentarios no salen de su página, sino que les aparece una sub-ventanita flotante muy mona. Así no hay que andar yendo hacia atrás para volver a la página principal.

~Ninna O.~ dijo...

Este completamente seguro que lo tomaré en cuenta =)

Rousitah dijo...

Ninna, ya está dicho , una alma luchadora grita por doquier clamando por justicia, sin rendirse, porque insistes por lo que vale la pena y lo que es humano. ¡Felicidades! Porque sigues siendo una flor que comparte su polen con las abejas.

Diario de nuestros pensamientos dijo...

tienes razon, aveces los humanos somos los menos humanos para ayudar a los demas.
Que bueno q siguen habiendo gente buena y con buenos pensamientos como tu y tu hermanito

Besos

luis gavotto dijo...

Ninna:
que bueno que eres

no pensemos mal de nuestro pasado, porque es el origen de lo que somos ahora... pero que pena dan algunos de nuestros gobernantes

existen personas que no cambian en su esencia ... tu no cambias solo realizas mutuaciones.
porque cambiar es dejar una cosa por otra, pero mutar es hacer fructificar tus limites
respetandolos.

Elio Milay dijo...

¿Sabes? Fue leerte a ti aquí lo que me impulsó a mí a compartir el arte de Haití estos días en el museo de la Luna. Me dije, no podemos ser frívolos y mirar para otro lado como que no nos concierne. Así que decidí -de manera casi automática, inconsciente, por sentimiento- que la mejor forma de solidarizar el blog con Haití, era pensar en positivo mostrando su arte, para que la gente se dé cuenta de las maravillosas personas que viven allí y que ahora necesitan ayuda. Ojalá haya servido para incentivar las donaciones entre los visitantes.

Y todavía seguiré un par de días más, como mínimo, porque el arte haitiano no se acaba nunca...

Quería agradecerte por tanto que encendieras la chispa. Y te doy un abrazo muy fuerte por ser una chica diez.