viernes, 26 de agosto de 2011

Camboya: Kingdom of Wonder

Camboya: Kingdom of Wonder


Hace varios meses prometí escribirles de este hermoso país que, a pesar de su dolorosa historia, se nota en el rostro de las personas el entusiasmo y optimismo que tienen para ser de Camboya un lugar mejor.
Finalmente me he decidido compartir esta gran experiencia con ustedes luego de que estuve viendo en Discovery Travel & Living: 100 lugares que ver antes de morir, en donde se enfocaban en este maravilloso país en donde los protagonistas de este programa, experimentaron las mismas sensaciones, los mismos pensamientos que yo.
Fue mi último destino en el sureste asiático y, sin duda alguna, el mejor de todos. Tuve la oportunidad de compartir esta hermosa experiencia con mi querido hermano, el aventurero de corazón y mochilero de por vida.
Desde un corto viaje de Kuala Lumpur (Malasia) hacia Siem Reap, la ciudad espléndida de Camboya, puedo decirles todos los sentimientos encontrados que tuve en esos momentos que, quizás mi hermano también los hubiese experimentado, era una combinación extraña entre emoción, miedo y el sentido de no poder controlar lo que vaya ocurrir...impredecible.
Emoción por ser el último destino que recorreríamos juntos. Miedo por ser un país completamente desconocido, pero con una de las mejores maravillas del mundo que he visto en mi vida e impredecible porque no teníamos idea de lo que nos podíamos encontrar.
En efecto, la última sensación se cumplió apenas pisamos el suelo de este país. No quiero entrar en muchos detalles al respecto, mas puedo comentarles que fue un terrible acto de corrupción o coima (como lo diríamos en Panamá) por parte de la seguridad del aeropuerto camboyano.
Sólo imaginen: Dos negros panameños, con dos pasaportes celestes (los únicos pasaportes celestes en el mundo) que jamás han visto en su vida y, encima, ambos con visas americanas con una duración de diez años y entrada múltiple.
Así de cruel y real fue...Quizás mi hermano lo explique mejor que yo en Ligero de Equipaje, al fin y al cabo él es el viajero...Yo solo una bohemia. Pero, a pesar de esta espantosidad, esos tres días cambiaron mi vida...nuestras vidas.
Recorrí lugares preciosos: Phnom Kulen, Banteay Srei del siglo X, museo de las minas (CNN HERO), Angkor Wat (la verdadera maravilla), Ta Phrom (donde se filmó Tomb Raider con Angelina Jolie y donde ella decidió adoptar a Maddox), Bayon, (el de las caras) Tonlé Sap (el lugar que cambió mi vida completamente...pronto me dedicaré a escribir solamente de este lugar)... pero lo que más me sorprendió fue la sencillez y la alegría de estas personas sin importarles lo que el capitalismo nos ha hecho creer que es lo más importante: el dinero.
Con una historia llena de eternas guerras, genocidios, pobreza extrema, alto crecimiento de mortalidad por las minas (cada día muere una persona por esta situación), hambruna, corrupción y desigualdad social, política y económica; los camboyanos creen en el verdadero  significado de la vida, que mi hermano ha resaltado siempre en su blog y quizás yo también en el mío...VIVIR. Y es que este país tan pobre, (que para cualquiera de nosotros sería el paraíso, pues la moneda de ellos no vale nada que es accesible quedarse en un hotel de lujo) se reconstruye no solamente por su avanzado crecimiento de turismo, que mi hermano llama el paraíso de los mochileros y los fotógrafos, o por ser los número uno en exportación de arroz (de jazmín) sino también por el amor y la esperanza que estas personas conservan por dentro y que transmiten hacia los demás llenando nuestros corazones. Por lo menos yo estuve en estado de shock, no sabía como reaccionar a tanto cariño de estas personas cuando estaba consciente que todos ellos no tenían un trabajo verdaderamente estable o un cómodo techo donde vivir con sus monkeys (como mi guía le decía a sus hijos) y aún así alaban a su monarquía constitucional teniendo en sus casas fotos del Rey y la Reina... ¡Larga vida al rey!
Desde ese momento, mi vida no ha sido igual...de hecho mi hermano desistió de todo, y estoy casi segura que su repentino cambio o la gota que derramó el vaso fue llegar a Camboya, me he dado cuenta que en mi también existió un cambio. Y es que es esa necesidad o coraje de querer ser parte del cambio en este mundo, más allá de compartir por medio de mis palabras el verdadero significado de la vida, el coraje de darles una oportunidad a estas personas de que puedan seguir siendo felices, pero viviendo muchísimo mejor...Quizás lo haga cuando tenga la edad suficiente y pueda ser escuchada, solo espero poder reconocer lo que explica Paulo Coelho en su libro Aleph: 
La cualidad del guerrero: entender que la voluntad y el coraje no son la misma cosa. El coraje puede atraer miedo y adulación, pero la fuerza de voluntad requiere de paciencia y compromiso...” 
Las personas que tienen esta verdadera fuerza de voluntad creen en los imposible y ganan todas las batallas que se consideran perdidas. Recuerden siempre: VIVIR no es ser esclavos del capitalismo, es disfrutar de cada momento de nuestra vida sin esfuerzo.

Mi hermano y yo en Angkor Wat. 


8 comentarios:

Forgotten words dijo...

Simplemente me ha encantado como pocos textos lo han hecho :) yo tambien espero ser una mochilera dentro de unos añitos, ya que yo creo que lo unico necesario en la vida es tneer aire en los pulmones, una mochila con cosas que significan mucho mas para nosotros que para otros y ganas de vivir y soñar :)

! ✿ T U M E E N C A N T A S dijo...

Gracias por visitar mi Blog ♥

Te invito a visitar mi nuevo Twitter: @Buenos_tweet , y si te gusta, me puedes seguir :)

Maria :) dijo...

Adoro tu blog! de veras me lei los textos enteros , el estilo del blog es ideal ^^
pasate por mis susurros aver que te parecen , yo te sigo ^^ http://susurrosdefelicidad.blogspot.com/ Un besoote!

Annto dijo...

¡IMPRESIONANTE! En serio, desde hace como dos años mi vida también ha cambiado mucho. Mi forma de pensar, de verlo todo es diferente para mí la vida es resistir, resistir a ese mundo capitalista y salir de la burbuja en la que nos tienen metidos... Sé que yo solo no puedo cambiar el mundo pero me alegra que haya gente como tú, que saben lo que es la VIDA. :)

En serio me encantó tu texto, de mayor tengo decidido ir a cualquier sitio pobre a ayudar a los demás, puede que me quede en shock como tú pero así es esto de vivir...

Felicidades por el texto y por ser así.

¡TE SIGO SIN DUDA! :D

Pétalos de una rosa dijo...

Es muy profundo lo que escribiste. Si muchos vieran con tus ojos y sonrieran con el corazón, estoy segura que tendrían la misma reacción que la tuya. También estoy segura que tu voz será escuchada.

Como cantó Naiara:
Adelante por los sueños que aun nos quedan,
Adelante por aquellos que están por venir,
Adelante por que no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.

MIMÍ dijo...

Wow! Qué pasada, me has dejado sin habla preciosa. Me encantaría poder viajar de la misma manera.
Un besito
Mimí

Tere Najda dijo...

ORIGINAL! Eso es algo muy dificil de encontrar hoy en dia!
Estubo espectacular tu blog, la verdad que no me arrepiento para nada poder ver algo que es real, unico, y con palabras geniales!
Estubo buenisimo, te felisito de verdad! Me encanto!
Pasate por el mio, y fijate si te gusta. Si es asi, sigeme (:
www.gritandomuda.blogspot.com

Miss Esther ♥ dijo...

Boniyo blog! te sigo! paste por el mío http://just-another-dreamer-more.blogspot.com/
un beesazzoo!