martes, 26 de julio de 2011

Confía en tu intuición

El amor es intuición

La semana pasada tuve la oportunidad de participar en la conferencia "Confía en tu intuición" de la angeloterapeutra Susanne Novey. En ella, empezó a explicarnos el verdadero significado de la intuición y como acercarnos más a él a través de la espiritualidad. Nos habló de algo muy especial que tenemos los seres humanos y que todos conocemos: El libre albedrío. Y es que es totalmente cierto que nosotros tomamos decisiones en momentos de amor o miedo, escuchando a nuestra intuición o a nuestro ego.

Es cierto que escuchar al ego es detener nuestros sentimientos y dejarnos llevar por la voz de la sociedad, la voz del miedo; pero también es cierto que al tomar decisiones con nuestra intuición es inevitable no tener miedo. Es por eso que, cuando escuchamos esa vocecita que nos dice cosas (no lo confundan con equizofrenia) o sentimos corazonadas o presentimientos, no debemos dudar en lo absoluto, porque al hacerlo, esa relación que existe entre tú y el flujo divino…se esfuma. Una vez que escuchas o presientes que estás tomando el camino adecuado, DÉJATE LLEVAR. Es como cuando bailas, no importa si lo estás haciendo bien o mal, no te detengas y disfruta el momento.

He aqui unas herramientas prácticas que ella compartió con nosotros que quisiera transmitirle a ustedes a través de mi experiencia personal:

1. Considera cada sensación, presentimiento o corazonada: Estas sensaciones llegan totalmente distintas en cada persona, a algunas personas por clarividencia (oír, ver, escuchar) o por telepatía. Por lo menos yo suelo ser una persona que somatiza sus sentimientos en el estómago. Y cuando no lo escucho, me enfermo, me encierro y demoro en recuperarme…es como una llamada de atención, a algunas personas se les presenta en los sueños, a otros simplemente cuandoestán escribiendo, etc.
Escuchen…honestamente…háganlo! porque si sientes que algo de lo que están haciendo no está del todo bien, creanlo! No se dejen llevar por el orgullo…el ego. El ego tan solo nos detiene, nos frena y no realizamos lo que realmente queremos hacer en nuestra vida.

2. Cuidarse: como dicen, el templo de nuestra alma es el cuerpo así que aliméntate bien, toma agua, respira profundamente y duerme, ya que estos son los componentes importantes que proveen fuerza.
Recuerden: Los ojos son el espejo del alma… entre más cansancio y menos vida reflejen tus ojos, es así como se siente tu alma.

3. Busca tu centro, tu conexión con la Tierra: Como todos deberíamos saber, la Tierra provee energía y nos reconecta a los chakras: los siete centros de energía situados en el cuerpo humano. Para lograr está conexión debemos de relacionarnos con la naturaleza y los animales, los salvadores de la Tierra, los que nos recuerdan que debemos evitar ser destructores y amar lo que tenemos a nuestro alrededor.

4. Escucha Tu Cuerpo: Nuestro cuerpo está constantemente en un diálogo con tu ser superior, y como dije anteriormente, el cuerpo avisa: ya sea un simple dolor de cabeza, dolor de estómago…préstale atención.

5. Busca paz y silencio interno: al ego le gusta controlar todo lo que sucede a su alrededor, nos estresamos y nos daña así que debes mantenerte relajado, porque entré más lo estés, más fluyes con el
Universo.

6. Medita: Está esta estrechamente vinculada con la paz y el silencio interno, pero para mi en lo personal, meditar no debería ser tan solo una opción. La verdad es que a mi siempre me ha dado curiosidad el arte de la meditación, pero por miedo a no encontrar como concentrarme nunca lo hice…hasta hace unos días. Y les digo…se siente completamente maravilloso, es liberar todos nuestros miedos, sacar todo lo que tenemos en la cabeza y centrarnos en el corazón. Si les parece un poco difícil, les recomiendo que vayan de menos a más, por ejemplo, empezar con unos 5 minutos de meditación. Como dicen: meditar es buscar la respuesta de Dios. (He aquí una página que les puede ayudar: http://es.wikihow.com/meditar)

7. Practica el arte no hacer NADA: Está en realidad no estaba en su lista, y también es parte de la 5, pero yo la he separado porque esto para mí no debe ser una opción. Aunque sea por un corto lapso de tiempo, no hagas nada, no pienses, solo observa, escucha los sonidos de la naturaleza. Además, esto ayuda para inspirarse en espíritu.

8. No te contamines de malas energías, rodeate de personas intuitivas: Esto más que nada, también tiene que ver con el secreto de la vida: la ley de la atracción. Si te abres sin tener territorios delimitados, absorbes como una esponjita energía toxicas ajenas. Es como ver noticias malas todos los días, no encontrarás solución a tanta desgracia y te unirás al montón que solo observa y se queja. 
Recuerden: Una noticia deja de ser noticia cuando la escuchamos una vez. En fin, otro día les hablaré ampliamente de esto.

9. Aprender a ser Flexible: Una sola frase: deja de ser tan tradicional, y empieza a creer.

10. Goza la vida: Realiza cosas que te traigan felicidad. Baila, canta, sonríe, llora, escribe, habla…

11. Haz Limpieza Total: Nada nuevo puede entrar sino sacas lo viejo y no haces espacio. Haz limpieza de cosas físicas que no utilices, suelta las viejas emociones, olvida el pasado, el resentimiento. En mi caso, cuando siento que estoy estancada y que las cosas no están fluyendo como me gustarían, hago un cambio de look, me corto el cabello. 

En fin, hay muchas otras cosas que se podrían realizar, como practicar la clarividencia, escribir tus vibras..etc. Pero para mi concepto entre la más importante que señalo la doctora es: PARA TODO HAY SOLUCIÓN. Los problemas tan solo son oportunidades para crecer y redirigirnos al corazón, son como pasos, parte de la transmutación que realizamos día a día.

Aquí les comparto la página de ella por si quieren saber un poco más:
http://www.litaweb.com/susanart.html

2 comentarios:

Forgotten words dijo...

La verdad es qe la vida en realidad si quieres vivirla tienes que dejarte llevar por lo que sientes, por esos pequeños impulsos, porque pueden que no te lleven por el camino mas facil, sino por uno lleno de piedras afiladas, pero es el unico capaz de aportarte felicidad :)

David C. dijo...

Es cierto este año he buscado mucho la paz y me he sentido mejor.