jueves, 20 de mayo de 2010

La Amistad y La Madurez


"Un amigo es la persona que nos muestra el rumbo y recorre con nosotros una parte del camino."


Hoy escribo de un tema del cual nunca había escrito, pero que desde hace mucho tiempo me atormentaba y me abrumaba.

Una vez, un adulto vio una foto mía rodeada de muchos amigos y me dijo: "Vaya que tienes una gran cantidad de amistades". Antes de yo poder emitir un comentario o tan siquiera refutarlo, vuelve y me dice "¡Claro, es la edad! Supongo que todos pasamos por esa etapa de trancisión".

Quedé asombrada por un rato por dicho comentario. Si bien en la foto se puede apreciar que estaba rodeada de muchas personas, pero realmente mis verdaderas amigas son tres. Inmediatamente después de haber pensado eso, sentí un fuerte dolor en el pecho y tragué hondo.

Entonces, me hice la siguiente pregunta ¿Que es un amigo? Sí lo sé es tonto, todos sabemos que un amigo es aquella persona a quien le tienes sentimiento de afecto y confianza; pero ¿Así siento yo que tengo personas están conmigo por afecto y confianza?

Mi respuesta es tediosa, por lo que si alguna persona que se considera amigo o amiga mía que no se apresure a los hechos...solo me quiero desahogar.

Una vez mi madre me dijo que, cuando estaba embarazada de mí tuvo un sueño en donde estaba yo rodeada de ángeles y me decía que se escuchaban voces al fondo que decían "You're so special" (eres especial). Hoy en día muchas personas me lo han dicho sin tener conocimiento de este hecho, y cada vez que me lo dicen en vez de sentirme bien conmigo misma y de quien soy, me siento extraña y me pregunto millones de veces "¿por qué soy especial?"

Ahora muchos preguntarán a que viene esto... Es para poder defender lo mejor que pueda mi respuesta; yo sí tengo amigos que se que me tienen mucho afecto y confianza para decirme las cosas, siempre he estado consciente de esto y agradezco a Dios Todopoderoso por esto, no todos tienen a alguien con quien contar. Sin embargo, ¿Soy yo una buena amiga?

Mis amigas y yo tenemos muchísimos años de amistad, en los cuales hemos compartido alegrías, tristezas vergüenzas, discusiones, amores y preocupaciones. Muchas quisieron ser parte de nuestro grupo, pero el cariño que nos tenemos siempre fue superior.

Los años fueron pasando y cada una de nosotras fue cambiando de ideologías, los temas en común fueron disminuyendo, los silencios se hacían más intensos y la relación entre nosotras fue cambiando.

Decidí apartarme poco a poco de ellas para que dejara de existir la monotonía, los desacuerdos y los silencios.

Las cosas se pusieron intensas, dejamos de hablarnos como antes lo hacáamos (ellas no sabían que estaba sucediendo en mi vida ni yo en la de ellas); a veces nos encontrábamos y nos saludábamos, hoy en día los saludos fueron disminuyendo, la tristeza en los ojos de cada una de nosotras se hacia más fuerte. Las personas preguntaban si nuestra amistad había terminado y tan mal estaba todo que a veces llegue a sentir que ya no me necesitaban.

Nunca dije como me sentía y lo callé por mucho tiempo hasta el son de hoy que he decidido escribirlo de mi puño y letra.

Me sentía sola, sentía un vacío en mi interior que nada lo llenaba hasta que decidí ignorarlo y seguir con mi vida...seguir con mis ideologías.

Llegué a encontrar un balance en mi vida, y por fin después de hace mucho tiempo alcance nuevamente la felicidad; volví a sonreirle a la vida aunque no hubiera razón.

No fue sino hasta hace unos días que vi una película que trataba sobre unas amigas que estaban pasando por la misma situación que nosotras. Se separaron por tener gustos distintos. Aquellas chicas se reconciliaron y la amistad permaneció sin importar los gustos de cada quien.

Me deprimí y tuve una pequeña sesión debate con mi orgullo, mi corazón, mi dignidad y mi razonamiento....NECESITABA HABLAR.

Sin embargo, no supe que decirles, tragué lágrimas y quise dejarlo como estaba..."no está sucediendo absolutamente nada entre nosotras, todo está bien"

¡NADA ESTA BIEN!

Ante mi desespero, recurrí a pedirle un consejo a mi tía y llego a la misma conclusión..."la etapa de la transición".

Por supuesto que desde hace mucho tiempo había escuchado de que en la adolescencia la cantidad de amigos se va reduciendo y que quedas siendo tu mismo ante la sociedad con varios grupos con quienes compartes de vez en cuando. Unos grupos saben cosas que otros no lo saben...

Jamás pensé que llegaría ese momento, nunca pensé que esto nos podía suceder a nosotras cuando eramos un grupo inseparable. (hoy en día ya veo que no)

Existe una gran distancia entre escoger tu prioridad y los amigos, y aunque creas que llegará el momento de la "transición", siempre va a existir ese lazo llamado amistad que nos hace recordar que el afecto emocional trasciende todo.

Después de todo esto, mi pregunta queda en el aire ¿soy yo una buena amiga? Se que ellas saben que les tengo mucho afecto, pero...¿la confianza para decirles mis sentimientos? Por supuesto que no, soy super cerrada nadie sabe todo acerca de como me siento más que aquel cuaderno donde escribo como me siento ante lo que pase en el mundo y alrededor mío.

Ni más ni menos, he optado por no perder a mis hermanas, que si bien es cierto los temas que hablabamos antes ya no son los que me interesen a mi y/o viceversa, siempre estaré allí con ellas apoyándolas en lo que sea necesario.

Solo espero no haberme equivocado y que estén conscientes que para mí no hay nada más importante que su amistad, aunque yo no diga nada, a menos tengo a alguien a quien llorarle. aunque a veces no este con ellas, pero que sepan siempre estaré con ellas tal vez no de carne y hueso pero si de pensamiento, aunque este enojada, espero que estén consciente que las quiero y si en algún momento en la vida llegara a pasar eso a que tanto temo (my own monster) espero que estén conscientes que yo nunca olvidaré ese lazo que a pesar de que este un poco floja, siempre va a permanecer.

¡Gracias tía por ayudarme! También a mis grandes amigos cibernéticos que estuvieron pendientes, pero más que nada...Gracias a Dios por haberme puesto en el camino a las mejores amigas que un ser humano puede tener. Thanks 4 all!

Espero que estos largos años de amistad hayan demostrado mis sentimientos.

3 comentarios:

Rousitah dijo...

Admito que eso fue un gran momento de reflexión y me sentí muy a gusto con esta publicación.

Pero sentirse culpable por algo pequeño, cuando estás cambiando, cuando así sientes diferencias entre ellas no implica que aún no haya amistad indirecta o poco concreta. Lo digo por lo de la etapa de transición.

Aún cuando haya distintas opiniones entre quienes te rodean, en ti debe florecer la tolerancia y la comprensión.

AzuliTah dijo...

Hola:)
Sabes, las personas siempre van a estar en constante cambio a lo largo de sus vidas, lo importante es saber recordarlas con la misma alegría y felicidad que las unía al principio, saber buscar temas que compartir juntas, llevar en el corazón esos buenos momentos que pasaron y que aunque no volverán, nadie se los puede quitar!! son de ustedes!! y recordar es una gran virtud cuando se sabe apreciar con amor.

Siempre queda distancia y siempre se pasara por esos momentos, sin embargo pueden superarse, y más rápido cuando una pierde el miedo y el orgullo y se atreve a dar el primer paso y encarar la situación, pedir disculpas, pedir ayuda y pedir unidad...

Buena publicación, se te quiere Ninna. :)

atte. Azul

Anónimo dijo...

Es una excelente reflexión, es muy profunda, y sentimental, experimente muchos sentimientos.

Deseo, de todo corazón, que la transición que estas viviendo con tus amigas, pase.

La amistad, es más haya de estar de acuerdo siempre con las ideas.

En una ocasión escuche a una persona, que las amigas uno las escoge, no solo por sus virtudes, sino, apesar de sus defectos.

Que subsanes este impaz.